agosto 17, 2019 - Nota Económica

Son distintos los planes e iniciativas ya trazadas para el desarrollo de los sectores productivos La Guajira. Distintas son las acciones que se pueden ejecutar en el posicionamiento del departamento como destino de inversión. A continuación se presentan algunas propuestas enmarcadas en este sentido:

Misiones de promoción: dada que es una de las herramientas más eficientes en la creación de espacios de negocios para el inversionista, se plantea la realización de misiones de promoción con empresarios y entidades locales, de acuerdo a los sectores priorizados en el departamento, a fin de presentar las distintas alternativas y oportunidades que La Guajira ofrece al sector privado. Estas misiones no deben limitarse en su alcance, pueden desarrollarse desde el nivel regional, nacional e internacional. Las misiones son unas de las formas más efectivas de promoción de un territorio.

De acuerdo a ProColombia son 20 países que se constituyen en oportunidades de inversión extranjera para La Guajira:

Rueda de negocios: Por su cercanía, se plantea la realización de ruedas de negocios sectoriales con las distintas empresas y entidades regionales incluyendo el Caribe insular. Además de fortalecer la red de socios entre inversionistas, este ejercicio incentiva el encadenamiento económico y articulación empresarial. Algunos ejemplos de esta estrategia son:

–          Rueda de negocios regional receptiva – Santa Marta: iniciativa liderada por ANATO, va dirigida al sector del turismo y reúne a distintos agentes de viajes nacionales con los principales hoteles, restaurantes, y demás prestadores de servicios turísticos locales.

–          Rueda de negocios multisectorial con islas del Caribe: dirigida a los exportadores venezolanos y busca diversificar su oferta de comercio exterior. Algunas de las oportunidades de exportación para los empresarios son frutas, pescados, productos plásticos, productos de madera, lubricantes, cauchos, rones, metales, derivados del hierro, derivados del aluminio y minerales no metálicos.

Marca Guajira: Si bien, el departamento tiene su marca promocional “La Guajira, descubre más de ti”, un mejor aprovechamiento en los distintos espacios publicitarios resultarán provechosos para el posicionamiento de esta región. Aunque no se defina como una denominación de origen, esta podría utilizarse como elemento de identidad para los productos elaborados en el territorio peninsular.

Convenios de cooperación regional: Como parte del aprovechamiento de los intereses comunes entre las regiones, la puesta en marcha de convenios de cooperación por sectores económicos, definidos en plazos de tiempos de acuerdo a los objetivos trazados, resulta ser un buen instrumento para conseguir dicho objetivo. Para este fin se encuentra el apoyo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo por medio de entidades como Propaís y Procolombia, además del Ministerio de Relaciones Exteriores. Un ejemplo de lo anterior es el modelo de convenio de cooperación turística entre el gobierno de la república de Colombia y el gobierno de la república de Aruba, que si bien no está firmado, constituye una puerta de entrada para el departamento en el fortalecimiento de este sector.

TURISMO

Si bien el sector presenta distintas posibilidades de desarrollarse a mayor escala en esta región desde el modelo de etnoturismo, y el turismo de naturaleza y aventura La Guajira tiene un escaso desarrollo de infraestructura que permita extender el gasto de los viajeros. Tanto en habitaciones disponibles, consumo de alimentos, como servicios complementarios. El transporte terrestre especializado de turismo, brilla por su ausencia.

En particular, los siguientes factores deben ser tenidos en cuenta:

  • Inexistencia de una política pública turística en el departamento que garantice la continuidad de los diferentes proyectos, las condiciones, por ejemplo en servicios públicos, necesarias para el desarrollo del sector, y sirva como hoja de ruta en el largo plazo. Por lo tanto, en términos generales, los nuevos de gobiernos en gran medida emprenden iniciativas sin tener en cuenta las acciones que se han venido gestionando en las anteriores administraciones.
  • Desarticulación entre las entidades públicas y privadas. Si bien actualmente la Cámara de Comercio de La Guajira está liderando el programa “Rutas Competitivas” de iNNpulsa con el objetivo de mejorar la competitividad de las empresas pertenecientes al clúster del turismo por medio de asesorías, acompañamiento técnico y un mejoramiento en su trabajo encadenado, aún no existe una articulación entre los entes territoriales locales y los actores del sector privado.  
  • Deficiencia de infraestructura. La ausencia de carreteras propicias que conecten principalmente la Alta Guajira con el resto del departamento confluyen para que además del sector turístico, las demás actividades que se puedan emprender en esta zona del territorio se vean afectadas; lo anterior sumado con la falta de prestación de servicios públicos de calidad.
  • La informalidad y ausente regulación en el sector. La informalidad es una de las razones que desestimulan al inversionista, esta situación ha sido manifestada por todos los actores consultados alrededor de la elaboración de esta investigación. Este factor abarca desde las llamadas agencias de viajes “piratas”, transporte, restaurantes y hospedajes sin ningún tipo de normatividad, control especialmente en manejo sanitario lo cual afecta directamente el entorno natural como las playas, y obligatoriedad tributaria. Esto ha generado un crecimiento desordenado del sector, sumado a una afluencia de turistas sin una caracterización clara de los mismos y que coloca además en riesgo el patrimonio cultural y deterioro de la oferta departamental.
  • Falta de mano de obra calificada. Si bien el SENA oferta programas en sus distintas modalidades relacionadas con el turismo y la Universidad de La Guajira ofrece el programa de pregrado Administración Turística y Hotelera y la técnica profesional en Operación Turística, la mano de obra disponible no es suficiente, además del requerimiento de personal bilingüe para atender a los turistas extranjeros.

Asimismo, la oferta turística tampoco está segmentada para el mercado nacional e internacional y tampoco hay suficiente infraestructura cómoda para el turismo de naturaleza.

Todo lo anterior exige la implementación de acciones transversales desde el fortalecimiento institucional de las entidades públicas que además de servir de garantes para el empresariado, respalde la inclusión de la población local en el desarrollo de la industria; la implementación de una agenda de marketing y promoción nacional e internacional del departamento; el establecimiento de un sistema de información turística que además incluya una batería de indicadores de seguimiento al sector y la implementación de un programa de cultura ciudadana turística donde la población guajira se interese por mejorar sus competencias locales y engranando la economía alrededor del sector.

En cuanto a los tiempos y mercados a los que enfocar la estrategia de promoción turística del departamento se recomienda hacer acciones escaladas para abordar primero el mercado regional, luego el nacional y el del Caribe insular, y finalmente, el internacional. El siguiente esquema muestra las condiciones requeridas para activar estos mercados:

Fuente: Elaboración propia

De acuerdo a información de ProColombia, el número de viajeros provenientes de Holanda (país al que pertenecen Aruba y Curazao) al departamento aumentó considerablemente pasando de 37 visitantes para el año 2012 a 125 en el 2013. Con esta cifra, debe empezar a gestionarse la puesta en marcha nuevamente de la ruta de interconexión entre estas dos regiones y potenciar el tránsito de pasajeros. Vale la pena señalar que algunos empresarios y autoridades están trabajando en dicha reactivación de ruta aérea. Este trabajo implica inversión de recursos en promoción y posicionamiento de la ruta. De acuerdo a las entrevistas realizadas, se percibe como factible y con potencial de producir rendimientos en el corto plazo.

Cabe destacar que la cifra de turistas a Aruba, superó al año 2014 la barrera del millón de visitantes, por lo que colocar a La Guajira como parte de la ruta turística para estos viajeros es una de las propuestas hechas por el gobierno isleño al departamento. De nuevo, esta oferta que exige la garantía de buenos servicios hoteleros, de servicios públicos y seguridad para los visitantes. Esto se puede hacer de la mano con ANATO más aun en este momento en que desde el gobierno nacional también está apoyando el turismo emisivo, al igual que el receptivo por lo que es un muy buen momento para llevar a cabo un trabajo conjunto de doble destino entre Aruba y la Guajira.

Para el sector de las artesanías, resulta clave incorporarse correctamente dentro de la oferta turística del departamento. Sin embargo, se identificaron las siguientes debilidades dentro del sector:

  • Falta de organización en el sector: Por ser una actividad tradicional dentro de la cultura, la producción artesanal se encuentra descentralizada, lo que ha afectado básicamente en la cadena de comercialización y precios de venta, donde intermediarios pueden comprar artículos como mochilas a bajos precios y acceder a nuevos mercados ofreciéndolas a un valor mucho mayor por el que las adquirieron inicialmente.
  • Debilidad en conocimientos administrativos: La organización del sector requiere además del conocimiento en áreas específicas como la administración, finanzas y sistema tributario.
  • Materia prima: la volatilidad del dólar ha afectado al sector artesanal Wayúu, impactando en el precio del hilo base de la producción de sus tejidos. Esta situación los coloca en desventaja frente a otros bienes artesanales sustitutos de otras culturas étnicas y que no tiene los mismos requerimientos de materia prima. En este sentido, la MTC también hace un llamado a proponer y consolidar métodos de protección de riesgo cambiario.
  • Difícil acceso al agua: La sequía ha provocado que el tiempo de las mujeres dedicado a este oficio sea aún más limitado, y por lo tanto afectando la producción artesanal. Lo anterior debido a que estas comunidades que en su mayoría son rurales, no tienen el servicio de acueducto por lo tanto sus moradores deben trasladarse a otros territorios en búsqueda del líquido.

Aun así, algunos esfuerzos se vienen ejecutando desde distintas entidades públicas y privadas como Cerrejón, el SENA, Gobernación de La Guajira, Artesanías de Colombia y Chevron; enfocados principalmente en la organización y certificación en calidad de las mujeres tejedoras, fortalecimiento de talleres artesanales, impulso a la transmisión de conocimiento técnico y posicionamiento de la marca donde se ha hecho presencia en diferentes exposiciones y festivales a nivel nacional e internacional como el reciente New York Now en Estados Unidos; además de tener participación en distintos certámenes de moda con el apoyo de reconocidas diseñadoras como Silvia Tcherassi, así como la puesta en funcionamiento de distintos puntos de ventas en museos y sitios turísticos del país como la Catedral de sal de Zipaquirá. Cabe destacar que la Superintendencia de Industria y Comercio declaró la protección de la denominación de origen Tejeduría Wayúu en reconociendo a la artesanía de esta etnia.

En complemento, recientemente se constituyó la Federación Nacional de artesanos Wayúu, esta iniciativa que reúne a distintas asociaciones y actores, le dará una mayor solidez al sector optimizando su articulación y por lo tanto fortalece su presencia en los distintos mercados, ampliando las expectativas de llegar a nuevos clientes, además de mejorar las condiciones de vida de la población indígena y buscando al mismo tiempo proteger y preservar esta riqueza cultural.

El colorido y la particularidad en el diseño de la artesanía Wayúu, lo hacen cada vez más atractivo en el mercado nacional e internacional, representado especialmente a través de su tejido, una tradición que se transmite de generación en generación y que pertenece principalmente al universo femenino, enmarcado por una simbología que representa su vida y cultura.

Son distintos los artículos artesanales que hacen parte de esta etnia, tales como guaireñas, múcuras, tapices, sombreros, mantas, manillas, chinchorros, mochilas, entre otros. Siendo estas últimas, el elemento más comercial dentro del portafolio artesanal. Más sin embargo, la influencia de las tendencias de la moda ha exigido el perfeccionamiento en la calidad del tejido, experimentado una mezcla de nuevos elementos y artículos, tales como con cueros y piedras en la elaboración de mochilas, manillas, llaveros, vestidos de baño, cosmetiqueras y accesorios.

SECTOR AGROPECUARIO

La competitividad en el sector agrícola es determinada por varios factores, entre los que podemos resaltar disponibilidad de recursos (tierra apta, agua, clima adecuado) y el cumplimiento de normas técnicas y sanitarias. Si bien el sector no es de los principales de la economía del departamento, es una fuente importante de empleo y sus condiciones geográficas efectivamente permiten el cultivo de una variedad de frutales así como el desarrollo de ganado ovino y caprino. Para generar valor, lo importante es pensar en la transformación de los productos, además de poder comercializarlos frescos.

Con respecto a la producción ovina y caprina, existen tres acciones esenciales que pueden ser promovidas por el sector público en alianza con el privado:

  • Genética: importar razas, como la Katahdin, para mejorar la relación carne-hueso de los animales y aumentar los rendimientos en canales, que actualmente es de 45%.
  • Marketing: posicionar a la carne de cordero para aumentar su consumo en el mercado nacional.
  • Apoyo a los productores para obtener certificaciones de calidad y sanitarias. Definición y divulgación de normatividad y buenas prácticas en el sector.

REFLEXIONES FINALES

Creemos que estamos ante un escenario de oportunidades, propicio para posicionar al departamento en la palestra nacional y en el mediano plazo en el internacional, no solo por los desafíos que enfrenta sino por las oportunidades que ofrece y que puede llegar a ofrecer. Es por eso que, sin desconocer los retos que existen, el documento muestra las oportunidades que, por su localización y recursos naturales, tiene el departamento. Es un tema de decisión desde lo privado que se debe acompañar con lo público.

En este sentido, es fundamental organizar la oferta del departamento para transformar su potencial productivo en productos tangibles y su potencial turístico en un destino. Estas estrategias son de largo aliento y los principales ingredientes para su éxito son el foco, la continuidad y la perseverancia. Una política de promoción de la inversión, además, requiere la coordinación sostenida de una multiplicidad de actores del nivel nacional y local, del sector público y del privado, a los que es preciso despertar, orientar y por supuesto, hacer seguimiento. La inclusión de la oferta del departamento dentro de la arquitectura institucional existente en el país para la promoción de inversiones es fundamental a través de entidades como ProColombia.

Descargar en PDF